5 de junio de 2011

El estrés mató al gato?

  
¿la curiosidad mató al gato? 
     No, únicamente lo dejó estéril...    

Este post se lo voy a dedicar a mi amigo Teo... Ha sido él quien  me ha hecho descubrir mi fenómeno paraanormal, ¿o debería decir paraanimal? ... No sé, el caso es que de no haber sido por él, no hubiese desconfiado de ser alégica a los lindos gatitos...o eso, o tengo alergia a Teo... Una de dos...
 Alergia a un humano, cuanto menos curioso, ¿no? Aunque reconozco que más de un humano me produce sarpullido mental,  pero eso son otros temas, y por tanto otros post...

Pues sí, sólo Teo, poseedor de un gato de cuyo nombre no quiero acordarme ... consiguió con el típico saludo acompañado de un par de besos, ponerme la cara al rojo vivo, y no de vergüenza, no, sino de prurito y escozor!
¿Casualidad? Puede.
Aunque la historia se repite una y otra vez  cuando nos vemos, y únicamente me sucede con él, ya que con su novia o con otros amigos con gatos no me ha pasado nunca.... no he encontrado otra explicación lógica que no sea el pelo de su gato ...

La cuestión es que el gato, después de aproximadamente 8 años en casa, creo que al igual que el 73% de la población española, ¡se ha Indignado! O por lo menos no para de "manifestarse" por toooda la casa.  El problema es que se mea en los sofás, alfombras, o cualquier otro sitio donde no toca... Se ve que ahora es Teo el afectado!

Después de descurbrir el Ruff Yoga en mi anterior post, me pregunto ¿estará el lindo gatito estresado? Sea por esto o por lo que sea,  los invito a que se peguen unas sesiones de relax y estiramientos sincronizados y conjuntos... Cuanto menos, las risas estarán garantizadas seguro!!! Y vete tú a saber, quizás se acaben vuestros problemas!!
Ya me contaréis! jajajjajajaja





0 comentarios:

Publicar un comentario