17 de febrero de 2011

Lo tengo Clown


   Hoy ha sido mi bautizo como clown de hospital. La idea llevaba tiempo rondándome la cabeza pero el miedo a derrumbarme impidió que me atreviese antes... Pues bien, hoy he saltado la barrera del miedo y me he ido con un grupo de clowns que suele hacerlo a menudo en el Vall d'Hebron. Al principio mis ojos llegaron a humedecerse ante la realidad que tenían delante, hubo un "click" en mi mente y lo que quiso ser llanto fue un canto a la alegría. Me entregué por completo a esos niños y sus familias. Los hice reir y me reí con ellos. Mis trenzas de Pipi Calzaslargas se hicieron amigas de aquellos pequeños que abrían sus ojos espectantes y deseosos de olvidar lo mal que lo estaban pasando. Salí del hospital con la mente tranquila y el corazón contento por haberme entregado a ellos y compartir mi felicidad.
Por eso lo tengo claro: lo tengo clown: Risas para todos!!!!!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario