11 de junio de 2010

corramos un (es)tupido velo

Barcelona es una ciudad de grandes contrastes.
Cada día me asombro de nuevo y me quedo más perpleja.
Aunque, cada vez, lo veo con más naturalidad
Cerca de mi trabajo hay varios hoteles tipo de 5 estrellas, hoy, delante de ellos me encontré otra escena
peculiar. La cual se da cada día, pero que hoy me llamó si cabe más, la  atención:
   En la planta baja de uno de ellos, hay un restaurante con  grandes cristaleras. Todo ventanales con vistas al parque. Todos excepto uno, en que la cortina estaba pasada. En plan: "corramos un (es)tupido velo".  La cortina separa una realidad de otra. A un lado unos cuantos ejecutivos comían en grandes platos cuadriculados mientras debatían, yo qué sé...sobre la crisis, la bolsa, los coches, etc.  Al otro lado, varios mendigos dormían sobre sucios colchones y montañas de objetos recogidos de las basuras...

La de esta foto, fue otra gran casualidad, esta vez, delante del MACBA. Sin duda, esta vez, hicieron lo que allí estaba indicado...


0 comentarios:

Publicar un comentario