11 de junio de 2010

Alto standing

              Quizás la inmobiliaria que decidió  anunciar estos apartamentos tenía el espíritu comercial ya en manos del diablo o bien era una estrategia de marketing desconocida para mí... El caso es que tal estampa no pudo evitar quedar guardada en mi teléfono móvil tras el paso por la céntrica calle de Escudillers.
Vamos, que si la fachada es esta, no puedo ni imaginar el lujoso interior digno de un afectado del síndrome de Diógenes!!!

0 comentarios:

Publicar un comentario