30 de abril de 2010

Bueno, bonito y barato

      Y si algo me he traído de Essaouira, ha sido un buen sabor de boca. Descubrí sabores exquisitos gracias a las comidas típicas de las mujeres bereberes. Desayunos perfectos por 3€ en la terraza en medio de una trancurrida plaza, para comenzar la jornada entre el ir y venir de comerciantes, hippies, turistas, músicos, gatos, mendigos, etc.
Bolsos, sandalias, brillantes joyas, lámparas, alfombras, especias, ... incluso "viagra turbo",  y colores.
Colores y más colores que adornaban las calles, impidiendo que mi vista no se perdiese en cada una de las cosas que me iba encontrando.
     Echaré de menos los zumos de naranja recién exprimidos por tan sólo 30céntimos al cambio en en centro neurálgico de Marrakech.

  

1 comentarios:

Miss Takes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario