7 de octubre de 2009

Lloran mis muñecas






porque cuando era niña
no tenía que darle tantas vueltas a las cosas,
vivir sin miedo, sin vueltas,  sin preguntas ni porqués
nos hace querer vivir
la vida verdadera.

                                                                          

0 comentarios:

Publicar un comentario