12 de octubre de 2009

Silla para comer

          Es la silla de Juan. Es mudo. A veces también invisible.  Y aunque no esté él, está su silla. Cada día en horario de oficina (de 8 a 14h) delante del Carrefour en la misma calle donde trabajo. Por la tarde no sé a dónde se traslada, pero al anochecer vuelve para dormir en un portal muy próximo a este lugar, donde hará su jornada al día siguiente.

0 comentarios:

Publicar un comentario